13 de abril de 2017

YHWH «Yo soy el que soy»



«Yo soy el que soy» (Ex. 3,14) representa la expresión más concentrada de la auto-revelación de YHWH a Moisés y al pueblo de la antigua Alianza. El Dios de los patriarcas se revela bajo el nuevo nombre de Yahveh en un nuevo acto de salvación, la redención de la esclavitud de Egipto. 

La respuesta de Yahveh, «yo soy el que soy», hecha texto y Escritura, se encuadra ella misma también dentro de todo un tejido de relaciones y de una historia que la precede: una etimología o núcleo de significación embrionario y una tradición oral anterior a la fuente escrita elohista. A este nivel reencontramos la filología, la lingüística, la exégesis literaria e histórico-crítica, disciplinas que con métodos rigurosos nos permiten descubrir, con resultados por cierto no muy satisfactorios, el etymon, origen y significado primigenio del nombre de YHWH, la tradición y la forma literarias en las que este nombre y la auto-proclamación, «Yo soy el que soy», vienen transmitidas. La filología y la historia son instrumentos preciosos e irrenunciables para desvelar el nombre oculto de Dios, que ha querido revelarse por la Palabra hecha Escritura.

El significado de la expresión « Yo soy el que soy» se inclina más bien hacia el sentido de «ser-existir», aunque no se le ha de prestar un contenido ontológico fuerte, ni se ha de excluir por otra parte la connotación de significado activo y dinámico, «actuar», «crear». Esto último resulta más evidente, si se toma en consideración el contexto en el que se encuentra. «Yo soy el que soy» constituye entonces la respuesta que garantiza la intervención salvífica de Yahveh en favor del pueblo esclavizado en Egipto. 

Esta respuesta legítima por otra parte la misión de Moisés «'Yo soy' me envía a vosotros». El «actuar» de Yahveh se produce en continuidad con su acción en el pasado en favor de los patriarcas, lo que prueba la identidad («ser») de Yahveh, que es el mismo Dios de los Padres. La revelación del nombre de Yahveh tiene, pues, desde un principio una referencia a la historia de salvación: la historia de los patriarcas en el pasado, la liberación de los israelitas de Egipto en el futuro inmediato. Por ello mismo es legítimo en un cierto sentido traducir la expresión de autorevelación de Yahveh como «Yo soy el que actúa». 

El nombre YHWH y el nombre-interpretación «Yo soy el que soy», en relación uno con otro y en el contexto en el que necesariamente se mueven, encierran a distintos niveles los dos significados básicos de «ser» y «hacer ser». Yahveh se manifiesta y revela por otra parte como el Dios, que es el mismo de los patriarcas, de Moisés y de generación en generación. El «hacer ser» o «actuar» de Yahveh se manifiesta en cuanto «crea» y «salva». 

En resumen, la autodefinición de Yahveh, «Yo soy el que soy», constituye la proclamación de la acción creadora y de la acción salvífica de Yahveh, en las que se revela el tiempo y la profundidad de su Ser.




  carloslimongi@yahoo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejar tus comentarios aqui:

/*----------------------------------------------- Widget for Google Maps ----------------------------------------------- */