25 de abril de 2017

El Kybalion (de Hermes Trimegisto)


Los labios de la sabiduría permanecen cerrados, excepto para el oído capaz de comprender. Donde quiera que estén las huellas del Maestro, allí los oídos del que está pronto para recibir sus enseñanzas se abren de par en par. Cuando el oído es capaz de oír, entonces vienen los labios que han de llenarlos con sabiduría.

Los principios de la verdad son siete: el que comprende esto perfectamente, posee la clave mágica ante la cual todas las puertas del Templo se abrirán de par en par.

  1. El TODO es Mente; el universo es mental.
  2. Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba.
  3. Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra.
  4. Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.
  5. Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha, es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación.
  6. Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo a la ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a la ley no reconocida; hay muchos planos de casualidad, pero nada escapa a la Ley.
  7. La generación existe por doquier; todo tiene su principio masculino y femenino; la generación se manifiesta en todos los planos.

La mente así como todos los metales y demás elementos, pueden ser transmutados, de estado en estado, de grado en grado, de condición en condición, de polo a polo, de vibración en vibración. La verdadera transmutación hermética es una práctica, un método, un arte mental.

Más allá del Kosmos, del Tiempo, del Espacio, de todo cuanto se mueve y cambia, se encuentra la realidad Substancial, la Verdad Fundamental.

Lo que constituye la Verdad fundamental, la Realidad substancial, está más allá de toda denominación, pero el sabio lo llama el TODO.

En su esencia, el TODO es incognoscible, Mas el dictamen de la razón debe ser recibido hospitalariamente, y tratado con respeto.

El universo es una creación mental sostenida en la mente del TODO.

El TODO crea en su mente infinita, innumerables universos, los que existen durante eones de tiempo, y así y todo, para Él, la creación, desarrollo, decadencia y muerte de un millón de universos no significa más que el tiempo que se emplea en un abrir y cerrar de ojos.

La mente infinita del TODO es la matriz del Kosmos. En la Mente del Padre‑Madre, los hijos están en su hogar. No hay nadie que no tenga padre y madre en el Universo.

El sabio a medias, reconociendo la irrealidad relativa del Universo, se imagina que puede desafiar sus leyes, ése no es más que un tonto vano y presuntuoso, que se estrellará contra las rocas y será aplastado por los elementos, en razón de su locura. El verdadero sabio conociendo la naturaleza del universo, emplea la Ley contra las leyes: las superiores contra las inferiores, y por medio de la alquimia transmuta lo que no es deseable, en lo valioso y de esta manera triunfa. La maestría consiste, no en sueños anormales, visiones o imágenes fantasmagóricas, sino en el sabio empleo de las fuerzas superiores contra las inferiores vibrando en los más elevados. La transmutación (no la negación presuntuosa), es el arma del Maestro.

Si bien es cierto que todo está en el TODO, no lo es menos que el TODO está en todas las cosas. El que comprende esto debidamente, ha adquirido gran conocimiento.

Nada reposa; todo se mueve; todo vibra.

Todo es dual, todo tiene polos; todo su par de opuestos; los semejantes y desemejantes son los mismos; los opuestos son idénticos en naturaleza, difiriendo sólo en grado; los extremos se tocan; todas las verdades, son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.

Todo fluye y refluye, todo asciende y desciende; la oscilación pendular se manifiesta en todas las cosas; la medida del movimiento hacia la derecha es la misma que el de la oscilación a la izquierda; el Ritmo es la compensación.

Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo ocurre de acuerdo con la ley. Azar no es más que el nombre que se le da a la ley no reconocida; hay muchos planos de causalidad, pero ninguno escapa a la ley.

El género está en todo, todo tiene su principio masculino y femenino; el género se manifiesta en todos los planos.

La posesión del conocimiento, si no va acompañada por una manifestación y expresión en la práctica y en la obra, es lo mismo que el enterrar metales preciosos: una cosa vana e inútil. El conocimiento, lo mismo que la fortuna, deben emplearse. La ley del uso es universal, y el que la viola sufre por haberse puesto en conflicto con las fuerzas naturales.

Para cambiar vuestra característica o estado mental, cambiad vuestra vibración.

Para destruir un grado de vibración no deseable, póngase en operación el principio de polaridad y concéntrese a la atención en le polo opuesto al que se desea suprimir. Lo no deseable se mata cambiando su polaridad.

La mente, así como los metales y los elementos, puede transmutarse de grado en grado, de condición en condición, de polo a polo, de vibración en vibración.

El ritmo puede neutralizarse mediante el arte de la polarización.

Nada escapa al principio de causa y efecto, pero hay muchos planos de Causalidad y uno puede emplear las leyes del plano superior para dominar a las del inferior.

El sabio sirve en lo superior, pero rige en lo inferior. Obedece a las leyes que están por encima de él, pero en su propio plano y en las que están por debajo de él, rige y ordena. Sin embargo, al hacerlo, forma parte del principio en vez de oponerse al mismo. El sabio se sumerge en la Ley, y comprendiendo sus movimientos, opera en ella en vez de ser su ciego esclavo. Semejantemente al buen nadador, va de aquí para allá, según su propia voluntad, en vez de dejarse arrastrar como el madero que flota en la corriente. Sin embargo el nadador, el sabio y el ignorante, están todos sujetos a la ley. Aquél que esto comprenda va en el buen camino que conduce a la Maestría.


carloslimongi@yahoo.com

13 de abril de 2017

YHWH «Yo soy el que soy»



«Yo soy el que soy» (Ex. 3,14) representa la expresión más concentrada de la auto-revelación de YHWH a Moisés y al pueblo de la antigua Alianza. El Dios de los patriarcas se revela bajo el nuevo nombre de Yahveh en un nuevo acto de salvación, la redención de la esclavitud de Egipto. 

La respuesta de Yahveh, «yo soy el que soy», hecha texto y Escritura, se encuadra ella misma también dentro de todo un tejido de relaciones y de una historia que la precede: una etimología o núcleo de significación embrionario y una tradición oral anterior a la fuente escrita elohista. A este nivel reencontramos la filología, la lingüística, la exégesis literaria e histórico-crítica, disciplinas que con métodos rigurosos nos permiten descubrir, con resultados por cierto no muy satisfactorios, el etymon, origen y significado primigenio del nombre de YHWH, la tradición y la forma literarias en las que este nombre y la auto-proclamación, «Yo soy el que soy», vienen transmitidas. La filología y la historia son instrumentos preciosos e irrenunciables para desvelar el nombre oculto de Dios, que ha querido revelarse por la Palabra hecha Escritura.

El significado de la expresión « Yo soy el que soy» se inclina más bien hacia el sentido de «ser-existir», aunque no se le ha de prestar un contenido ontológico fuerte, ni se ha de excluir por otra parte la connotación de significado activo y dinámico, «actuar», «crear». Esto último resulta más evidente, si se toma en consideración el contexto en el que se encuentra. «Yo soy el que soy» constituye entonces la respuesta que garantiza la intervención salvífica de Yahveh en favor del pueblo esclavizado en Egipto. 

Esta respuesta legítima por otra parte la misión de Moisés «'Yo soy' me envía a vosotros». El «actuar» de Yahveh se produce en continuidad con su acción en el pasado en favor de los patriarcas, lo que prueba la identidad («ser») de Yahveh, que es el mismo Dios de los Padres. La revelación del nombre de Yahveh tiene, pues, desde un principio una referencia a la historia de salvación: la historia de los patriarcas en el pasado, la liberación de los israelitas de Egipto en el futuro inmediato. Por ello mismo es legítimo en un cierto sentido traducir la expresión de autorevelación de Yahveh como «Yo soy el que actúa». 

El nombre YHWH y el nombre-interpretación «Yo soy el que soy», en relación uno con otro y en el contexto en el que necesariamente se mueven, encierran a distintos niveles los dos significados básicos de «ser» y «hacer ser». Yahveh se manifiesta y revela por otra parte como el Dios, que es el mismo de los patriarcas, de Moisés y de generación en generación. El «hacer ser» o «actuar» de Yahveh se manifiesta en cuanto «crea» y «salva». 

En resumen, la autodefinición de Yahveh, «Yo soy el que soy», constituye la proclamación de la acción creadora y de la acción salvífica de Yahveh, en las que se revela el tiempo y la profundidad de su Ser.




  carloslimongi@yahoo.com

La Pascua de Resurección





La palabra Pascua (pascae en latìn, pèsaj en hebreo) significa PASO.

En el caso de los judíos representa el cruce del Mar Rojo, es decir el PASO de la esclavitud hacia la libertad.

Para los cristianos se conmemora la Resurrección de Cristo, es decir, el PASO de la muerte hacia la vida eterna.

Incluso para los ateos significa la Supremacía del Espíritu por sobre la Materia.

Por eso en estas Pascuas deseo de todo corazón que nos animemos y demos ese PASO.

El que nos haga pasar: 
  • De la Resignación a la Acción;
  • De la Indiferencia a la Solidaridad;
  • De la queja a la búsqueda de soluciones;
  • De la desconfianza al abrazo sincero;
  • Del miedo al coraje de volver a apostar todo por amor;
  • De recoger sin vergüenza los trozos de sueños rotos y volver a empezar;
  • De la autosuficiencia al compartir el fracaso y los éxitos
  • De hacer las paces con nuestro pasado para que no arruine nuestro presente,
  • Y de saber que de nada sirve ser luz, si no podemos iluminar el camino de alguien. 

Los que tienen la posibilidad de reunirse para cenar juntos, una menorah y ciertas palabras permiten vivir la intensidad de este momento que nos recuerda, con la primavera, la permanencia de la Vida.


Felices Pascuas.



  carloslimongi@yahoo.com

23 de enero de 2017

¿Qué significa que Dios es Uno y Trino?

Significa que Dios es uno solo, pero que en Dios hay Tres Personas, distintas entre sí, que tampoco se reparten la única divinidad, sino que cada uno de ellas es enteramente Dios.

Se trata del misterio de la Santísima Trinidad, misterio central de la fe y de la vida cristiana. Es el misterio de un solo Dios en tres Personas, misterio imposible de entender y de captar cabalmente, menos aún de explicar, pues se trata de la esencia misma de Dios. Y ésta es una verdad que sobrepasa infinitamente las capacidades intelectuales del ser humano.

Se cuenta que mientras San Agustín se encontraba en la playa preparándose para dar una enseñanza sobre el misterio de la Santísima Trinidad, vio a un niño tratando de vaciar el agua del mar en un hoyito que había hecho en la arena. Al preguntarle San Agustín qué estaba haciendo, el niño le respondió que estaba tratando de vaciar el mar en el hoyito, a lo que le contestó el Santo: “Pero, ¡estás tratando de hacer una cosa imposible!” Y el Niño le replicó: “No más imposible de lo que es para ti entender o explicar el misterio de la Santísima Trinidad”. Y con estas palabras el Niño desapareció.

Así es nuestro intelecto: tan limitado como es el hoyito para contener el agua del mar, sobre todo cuando trata de explicarse verdades infinitas como el misterio Trinitario.

Es por ello que el misterio de la Santísima Trinidad no puede ser conocido a menos de que Dios nos lo dé a conocer. Y Dios nos lo ha dado a conocer al revelarse como Padre, como Hijo y como Espíritu Santo: Tres Personas distintas, pero un mismo Dios.

Sin embargo, lo importante de este misterio central de nuestra fe no es explicarlo, sino vivirlo. Y aquí en la tierra somos llamados a participar de la vida de Dios Trinitario (Dios Uno y Trino) de una manera velada, incompleta, pero en el Cielo podremos vivirlo a plenitud, porque veremos a Dios tal cual es.

Aunque las Tres Divinas Personas son inseparables en su ser y en su obrar, al Padre se le atribuye la Creación, al Hijo la Redención y al Espíritu Santo la Santificación. Es así como el Espíritu Santo en su obra de santificación en cada uno de nosotros, nos va haciendo cada vez más semejantes al Hijo, y el Hijo nos va revelando al Padre y nos va llevando a El. “Nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquéllos a quienes el Hijo se los quiera dar a conocer” (Mt. 11, 27).



carloslimongi@yahoo.com

4 de febrero de 2015

Los Números y su interpretación



Con referencia a la interpretación de los Números: se puede explicar de forma breve el significado primario atribuido a cada uno.

No. 1 representa a Dios, la Unidad del Ser Divino, y el principio generativo de Naturaleza; Es caracterizado por el punto céntrico dentro de un círculo.

No. 2 es llamado la Pareja (Dualidad); Denota las calidades activas y pasivas de la Naturaleza, Luz propia de los hombres y propia de las mujeres, y Oscuridad, La Vida Y la Muerte.

No. 3 es llamado el número Majestuoso, como se refiere a la Trinidad, el Triple Ser de la Deidad; Su emblema es el triángulo equilátero, lo cual en el antiguo Egipto fue llamado el Delta Sagrado; Fue simbólico de Osiris, Isis y Horus, y el Hierofante en los misterios de Osiris requirió que todo Candidatos tome el juramento de secreto con ambas manos extendieron sobre este Símbolo Sagrado. Brahma, Vishnu y Siva forman la Trinidad de los hindús.

No. 4 es el número Místico, e indica la influencia operativa de los cuatro elementos. Bajo este número, o el cuadrado geométrico, Pitágoras le comunicó el Nombre inefable de Dios a sus discípulos escogidos.

No. 5 es el emblema de Salud y Seguridad; Es también denominado el número Oculto; El Pentagrama fue un talismán famoso; Representa Espíritu y los cuatro Elementos. En nuestro Sociedad el Pentagrama siempre debería aparecer apuntando arriba, el Pentagrama invertido es un emblema de mal presagio.

No. 6 es considerado un epítome de Naturaleza, como él los presentes para nuestra vista las dimensiones de todas las cosas, agrandando los cuatro puntos cardinales o aparentes, las dos líneas de altura y anchura; El Hexagrama representando los Planetas fue también un talismán notable.

No. 7 es el número Perfecto, también llamado lo venerabilísimo, desde que se refiere a la creación de mundo según la cosmogonía De Mosaico.

No. 8 llama el ley de la naturaleza primitivo, siendo el primer cubo, y los puntos fuera que todos los hombres son igual nacido; Es también estimado el número la mayoría de para amar, siendo el número de Justicia.

No. 9 es llamado el Triple Ternario y se refiere a la perfección de las esferas. Es el primer cuadrado de alguno que otro.

No. 10 es lo más sublime, como contenga la Mónada o Unidad que creó todas las cosas, y también el Cero, un símbolo de Caos, por medio de lo cual el mundo se formó. Es la fundación de la Divina Sephiroth de la Teosofía Cabala de los hebreos.

No. 11 es llamado el Mal número; Es un agüero de Derrota o la Muerte.

No. 12 se refiere a los 12 Apóstoles del Mesías, y a los 12 signos del zodíaco, expresando la cosmogonía de Naturaleza, espiritual y material.


El cuadrado de 12 – a saber 144 – es el límite de cada círculo Rosacruciano, y nos recuerda de los 72 atributos de Dios, cuál forma los nombres de los 72 ángeles que ocupan la 72 ronda de la escalera de mano de Jacob, lo cual - se dice - que se extiende desde la tierra al cielo.


  carloslimongi@yahoo.com

12 de noviembre de 2014

Gotas de Luz a la Sociedad

·     Hasta que los filósofos se encarguen del gobierno o los que gobiernan se conviertan en filósofos, de modo que el gobierno y la filosofía estén unidos, no podrá ponerse fin a las miserias del Estado.
·   Si fuere necesario que perecieran 50,000 hombres para el bienestar del Estado, yo los lloraría; pero la razón del Estado es antes que nada.
·         El Estado llama ley a su propia violencia, y crimen a la del individuo.
·         A las repúblicas las acaba el lujo; a las monarquías la pobreza.
·     En política, como en religión, hay devotos que manifiestan su veneración por un santo desaparecido convirtiendo su tumba en un santuario del crimen.
·         En política los experimentos significan revoluciones.
·     La política es quizá la única profesión para la que no se considera necesaria ninguna preparación.
·   Los resultados de los cambios políticos rara vez son aquellos que sus amigos esperan o que sus enemigos temen.
·         La patria de cada hombre es el país donde mejor vive.
·         Debemos amar a nuestro país aunque nos trate injustamente.
·         La verdadera libertad consiste en el dominio absoluto de sí mismo.
·        ¿Quién es libre? El sabio que puede dominar sus pasiones, que no teme a la necesidad, a la muerte ni a las cadenas, que refrena firmemente sus apetitos y desprecia los honores del mundo, que confía en sí mismo y que ha redondeado y pulido las aristas de su carácter.
·       No es bueno ser demasiado libre, no es bueno tener todo lo que uno quiere.
·   Un hombre libre es aquel que, teniendo fuerza y talento para hacer una cosa, no encuentra trabas a su voluntad.
·         La libertad solo es concebible tratándose de la inteligencia.
·         Sólo es digno de libertad aquel que sabe conquistarla cada día.
·         La naturaleza concede libertad hasta a los animales.
·        La libertad es el derecho a hacer lo que las leyes permiten. Si un ciudadano tuviera derecho a hacer lo que estas prohíben, ya no sería libertad, pues cualquier otro tendría el mismo derecho.
·         La libertad es la obediencia a la ley que uno mismo se ha trazado.
·         Donde mora la libertad, allí está mi patria.

13 de octubre de 2014



LOS NOMBRES DE DIOS He. 1:1­4

INTRODUCCIÓN: La Biblia nos enseña que Dios se ha dado a conocer a sus hijos por medio de su Nombre para trasladarles su voluntad (Ex. 3:13­15); cada uno de los nombres son manifestaciones y facetas diferentes, que a la vez cumplieron una función específica, algunas personas lo conocieron con el nombre Jehová, El Shadday etc. y otras personas lo conocieron como proveedor, sanador, protector, guerrero, etc.
 
DESARROLLO: En el Salmo 90:2 leemos que Dios es eterno y como tal se ha manifestado a las  distintas generaciones; en cada una de las manifestaciones que Dios ha hecho ha utilizado diferente nombre lo podemos ver en el Salmo 91:1­2 que dice: “ El que habita al abrigo del Elyon morará bajo la sombra del Shadday, diré a Jehová: Refugio mío y castillo mío, mi Elohim en quien confío “Dado que en otros tiempos se dio a conocer con el nombre de Elohim, El Shadday, Jehová, El Elyon, a nosotros en este ultimo tiempo se nos ha manifestado en Jesús (He. 1:2). Desde el primer capítulo de Génesis hasta Apocalipsis podemos ver algunos nombres con que Dios se ha manifestado:
  1. ELOHIM, Gn 1:1­2:3; 6:13: Podemos ver en el primer capítulo de Génesis que Dios se manifiesta a la humanidad pre­adámica con el nombre de Elohim (Dios, creador); luego en el capitulo 6:13 leemos que Noé hal ó gracia delante de Dios y por eso se le manifestó con el nombre Elohim, pero es interesante ver que cuando Noé ofrece sacrificio a Dios lo dirige a Jehová (Gn. 8:20­22). 
  2. JEHOVA­ELOHIM, Gn. 2:4: En este capítulo Dios forma a Adán de la tierra y le da a Eva y se manifiesta a el os con el nombre Jehová Elohim.
  3. El SHADDAY, Gn. 17:1; Ex. 6:3: Dios utiliza una nueva manifestación y visita a Abraham, Isaac (Gn. 28:3) y Jacob (Gn. 35:10­11; 48:3) con el nombre El Shadday (que traducido es: Todopoderoso, pechos que amamantan).
  4. JEHOVÁH (YHWH), Gn. 4; Ex. 3:13­15: YHWH es el tetragrámaton o sea el nombre de Dios en hebreo, de allí se traducen los nombres: Jehová, Jehová, Yavé y Yahweh. En Génesis 4 leemos que Dios se manifiesta a Caín, Abel y Set con el nombre Jehová y tiempo después se manifiesta a Moisés y al pueblo de Israel también con el nombre Jehová, y vemos en todo el A.T. que Dios se les aparece en diferentes dificultades y su Nombre adquiere nuevos atributos con los cuales ellos lo conocieron, veamos algunos:
    • JEHOVÁH JIREH, Gn. 22:14: Cuando Abraham estaba pasando la prueba mas dura de su vida e Isaac le pregunta por el cordero para el sacrificio, Abraham contesta Jehová proveerá, que en hebreo es Jehová Jireh, y Dios al ver el corazón dispuesto a ofrecer a su hijo provee el carnero para el sacrificio; y dos mil años después también proveería en el mismo monte al Cordero que quita el pecado del mundo (Jn. 1:29). 
    • JEHOVÁH RAPHA, Ex. 15:26: Cuando Israel salió de Egipto e iban por el desierto, llegaron a Mara y al í murmuraron de Dios porque el agua era amarga, pero Moisés clamó a Jehová para que la sanara, y Jehová lo hizo por medio del árbol que Moisés le echó, allí les muestra otra faceta de su Nombre, indicándoles que sí obedecen, cuando llegue enfermedad a sus vidas El los sanará porque es Jehová Sanador.
    • JEHOVÁH NISSI, Ex. 17:15: Dios se manifiesta a su pueblo como Jehová mi bandera (baluarte, estandarte, insignia) cuando derrotó a Amalec que había salido a la guerra contra ellos, porque El iba delante de ellos como poderoso gigante para luchar por ellos y darles la victoria.
    • JEHOVÁH SHALOM, Jue. 6:24: Cuando Gedeón estaba angustiado de que moriría por haber visto al ángel de Jehová, El Señor le habló diciendo: La paz sea contigo, no temas no morirás; luego Gedeón levantó un altar al Señor y le puso por nombre Jehová es Paz.
    • JEHOVÁH SHAMAR, Sal. 121:5: Dios promete a su siervo David que siempre estará con él guardándolo de todos sus enemigos y que no lo abandonará para protegerlo, porque El acampa alrededor de los que le aman, en la faceta de Jehová Protector.
    • JEHOVÁH SHAMMAH, Ez. 48:35: Cuando Dios reparte la tierra a su pueblo promete que el nombre de la ciudad en la que habitarán será Jehová esta al í, porque no los abandonara sino que habitará con el os, para que vivan confiados y seguros en El. 
    • JEHOVÁH SABAOT, Mal. 4:3: Dios promete a su pueblo que derrotará a todos sus enemigos porque va delante de el os peleando sus batallas, y cada vez que el os salen a la guerra Dios sale con el os y se les manifiesta como Jehová de los Ejércitos.
  5. JESÚS, Mt. 1:25: Después de haber hablado de muchas formas y en muchas ocasiones con diferente nombre, Dios se manifiesta por última vez a la humanidad enviando a su Hijo Jesús. Desde que El Señor estuvo en el vientre fue avanzando en nombre, como lo veremos a continuación:
    • EMMANUEL, Is. 7:14; Mt. 1:23: El nombre Emmanuel quiere decir Dios con nosotros. Mientras el Señor estuvo en el vientre de María fue l amado Emmanuel porque era el verbo hecho carne y Dios mismo morando con su pueblo (Jn. 1:1,14).
    • JESÚS, Mt. 1:25: El nombre Jesús quiere decir Jehová es salvación. Al nacer por voluntad de Dios le dan el nombre Jesús porque es Él quien libra a su pueblo de pecado. Jesús es la segunda persona de la Trinidad, recordemos que en Éxodo 3:13­14 cuando Moisés le preguntó a Dios con que nombre lo representaría delante del pueblo, El respondió dirás: Yo Soy se me ha aparecido, Yo soy el que Soy, y también leemos en el evangelio de Juan que Jesús repite siete veces Yo Soy, y también es impresionante que cuando lo crucificaron, Pilato escribió un acróstico en griego, latín y hebreo (Jn. 19:19­20), que decía: “Jesús de Nazaret Rey de los Judíos” en el que se formaba exactamente el tetragrámaton, YHWH, el rotulo que fue escrito en hebreo estaba de la siguiente forma:
      • Y: Yeshua = Jesús
      • H: Hanosti = De Nazaret
      • W: Wimelesh = Rey
      • H: Haih de Yehudim = De los Judíos.
      • El tetragrámaton era tan sagrado para los israelitas que no se atrevían a pronunciarlo, pero vemos que Jesús tenía tanta confianza con su Padre que mas que pronunciar el tetragrámaton le dice Abba Padre (Papito) porque era su Padre amado (Mr. 14:36).
    • JESUCRISTO, Lc. 3:21­22: Cuando Jesús se bautiza en el Jordán el Espíritu Santo desciende sobre Él ungiéndolo, y a su nombre se le añade Cristo (gr. Christos = Ungido),formando el nombre Jesucristo. Es después del Jordán cuando El Señor empieza su ministerio predicando y haciendo milagros preparándose para el sacrificio en la cruz.
    • EL SEÑOR JESUCRISTO, Hch. 17:26: Cuando el Señor resucita su nombre nuevamente cambia y ahora es: El Señor Jesucristo, porque Jesús es el Hijo, el Verbo hecho carne (Jn. 1:1,14), Cristo el Espíritu Santo, porque fue ungido con el poder del Espíritu Santo (Lc. 3:22; 4:1,14) y cuando se habla del Señor se refiere a Dios Padre, porque leemos en Hebreos 1:5­ 6 que después de resucitar dice “adórenlo todos los ángeles”, luego en Mateo 4:10 leemos que únicamente al Señor debemos adorar y en Juan 4:23 dice que es el Padre quien busca adoradores que le adoren en espíritu y en verdad. Es por eso que ahora sí se bautiza alguna persona en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo (Mt. 28:19) o en el nombre del Señor Jesús, lo hace en el mismo nombre ya que no hay ninguna diferencia porque es un solo Dios y un solo nombre para El.
    • NOMBRE SOBRE TODO NOMBRE, Fil. 2:9­11; He. 1:4; Ap. 19:12: Cuando resucitó Jesús, Dios Padre le dio un nombre que es sobre todo nombre, que se nombra en este siglo y en el venidero porque en ese nombre toda rodil a se doblará y confesará que El es el Señor, este nombre nuevo a la vez es el nombre del Espíritu Santo y del Padre, y es en este nombre que echamos fuera demonios porque es poderoso sobre cualquier otro (Fil. 2:9­11; Ef. 1:21).

CONCLUSIÓN: El Nombre por el cual nosotros podemos acercarnos a Dios es el mas grande que ha existido, y a la vez es la mas grande expresión de amor que Dios ha manifestado, porque envió a su Unigénito sobre la tierra para que por medio de su sacrificio todos nosotros lleguemos a ser salvos y tener plena confianza de acercarnos a El y poder decirle igual que Jesucristo: Abba Padre! (Ro. 8:15; Gá. 4:6), y de la misma forma como El venció y Dios Padre le dio un nuevo nombre, nos invita para que nosotros seamos vencedores y entonces escriban su nombre nuevo en nuestras frentes (Ap. 3:12) y también nos den un nombre nuevo (Ap. 2:17).



carloslimongi@yahoo.com

El Símbolo de la Rosa Cruz


Este símbolo aparece en diversidad de formas: la Cruz coronada por la Rosa; la Espada o mango de la Cruz adherida a la Rosa; la Cruz rematada por la Corona, la Cruz Fálica modificada, etc.

1o. La Cruz coronada por la Rosa significa que la Rosa, símbolo de la Divinidad, sólo puede alcanzarse por el sufrimiento de la vida mortal, simbolizada en la Cruz.

2o. La Espada adherida a la Rosa significa que la espada del Espíritu debe blandirse activamente en las batallas de la vida a fin de ganar por premio la Rosa, así como en los tiempos caballerescos la rosa era el premio que de manos de la reina recibía el victorioso caballero.

3o. La Cruz rematada por la Corona significa que el sufrimiento de la vida mortal, pacientemente sobrellevado por el fiel discípulo de la Verdad, tendrá por recompensa la corona del Magisterio. Así dicen los antiguos aforismos: “Toda Cruz tiene su Corona” y “No hay Corona sin Cruz”.

4o. La Cruz fálica modificada significa la dual sexualidad del manifestado universo, la presencia y actividad del universal principio masculino y del universal principio femenino. Sin embargo, la modificada Cruz Fálica de los rosacruces nada absolutamente tiene que ver con las groseras formas del culto fálico, que son una abominable tergiversación de la sombra de la Verdad y no deben confundirse con la Realidad.

Dice un antiguo aforismo:
“El conocimiento que no va acompañado de la acción es semejante a los tesoros acumulados estérilmente por el avaro. Una insensatez. No olvidéis la ley de utilidad en esta y en otra cosa”.




carloslimongi@yahoo.com

23 de septiembre de 2014

Los Cuatro Elementos


El Fuego, la Tierra, el Aire y el Agua son los cuatro elementos de la Naturaleza, y componen todas las estructuras materiales y tonalidades orgánicas que hay entre el Cielo y la Tierra.

Nosotros como seres vivos estamos también compuestos por estos cuatro elementos y conocer cómo se manifiestan en nuestra experiencia de vida es el punto de partida para conocer nuestra energía de base.

El conciente conoce cuatro modos principales de percepción, los cuales se expresan de manera diferente en cada individuo. Son las Cuatro Funciones de la Conciencia: la Intuición, la Sensación, el Pensamiento y el Sentimiento.

Por supuesto que las cuatro no son igualmente fuertes en cada individuo. Una función domina, mientras que las otras tienden a estar “subdesarrolladas”. Para poder volverse una totalidad, una persona debe desarrollar las cuatro funciones de conciencia, un trabajo profundo y consciente en pos del desarrollo de la personalidad.

Los cuatro elementos de la naturaleza se manifiestan en el ser humano a través de las cuatro funciones de la conciencia. 

  • El Fuego se manifiesta a través de la Intuición. 
  • La Tierra a través de la Sensación. 
  • El Aire a través del Pensamiento.
  • Y el Agua a través de los Sentimientos.

Fuego: Es la Energía radiante universal, energía que es excitable, entusiasta y luminosa. Dinamismo, espontaneidad, y una experiencia centrada en la identidad personal y espiritual. 

Tierra:
 Energía centrada en los sentidos físicos y la realidad del aquí y ahora del mundo materialmente perceptible. Harmonización con el mundo de las formas, de las estructuras visibles. Resistencia y persistencia, energía de preservación y conservación. Protección, estabilidad y seguridad.

Aire:
 Energía vital que se asocia con la respiración, las ideas arquetípicas detrás del mundo físico, la energía cósmica concretada dentro de las pautas específicas del pensamiento. Los signos de aire enfocan su energía en el mundo de las ideas específicas que no se materializaron aún, la teoría, las palabras, los vínculos y el pensamiento abstracto.

Agua:
 Energía intangible, reino de la emoción profunda y de las respuestas sentimentales. Intuición y sensibilidad psíquica. Los signos de agua están en contacto con el inconsciente y con la unidad de toda la creación, la empatía hacia los demás está muy presente, como así también su vulnerabilidad. El elemento agua corresponde al proceso de ganar consciencia a través de una comprensión lenta pero segura de los más hondos anhelos del alma. 



  carloslimongi@yahoo.com

La Alquimia Sensorial

La Piedra Filosofal

Hay algo extraordinario en nosotros, y es el sentido espiritual del amor.  Amor no es la atracción psico-genética entre el hombre y la mujer para la verificación del proceso de la reproducción, o para satisfacción del instinto que presiona en un momento dado.  Es simplemente la atracción instintiva, natural en todas las especies, bien sea para la perpetuación de la especie o como debiera ser, para la regeneración espiritual de la misma, como en el caso del ser humano.

Pero no comprendemos esta verdad; hemos desaprovechado por completo los conocimientos maravillosos que nos legaron los antiguos.  El Señor Jesús entregó ese conocimiento al decir  “creced y multiplicaos”. ¿Qué quería decir?  Que debemos multiplicarnos únicamente cuando a través del sentimiento espiritual y verdadero de amor hacia la bipolaridad, podamos permitirle a un Ego expectante el obtener un cuerpo o un vehículo para que pueda venir a este mundo tridimensional y adquirir experiencia.  Y crecer, es crecer espiritualmente con esa energía maravillosa de la Vida, que se manifiesta a través de la generación universal, porque realmente es la energía que mueve al mundo.

Si no fuera por esa energía tan poderosa, la energía germinal, no sería posible concretar todo lo que existe y lo que imaginar podamos.  Por eso el alquimista comprendiendo este misterio magnum, de que existe en esa energía un inmenso poder, la ha llamado la prima materia.

Los alquimistas de todos los tiempos han hablado de la prima materia para la Gran Obra, diciendo que esa prima materia no se encuentra en la naturaleza tirada en ninguna parte,  sino que hay que buscarla en la interioridad de cada uno. 

Esa prima materia se despierta a la actividad por la acción de la bipolaridad, cuando los cónyuges se acercan en el abrazo del amor.  Luego viene la fuerza del deseo, la cual dinamiza aún más aquella prima materia, y el sentido espiritual del amor es el que la convierte de piedra bruta ordinaria, en la piedra filosofal, divina y espiritual.

Quien toca aquella piedra, instantáneamente recobra la salud.  Esa piedra maravillosa si es puesta bajo la observación de cualquier persona enferma física o moralmente, le devuelve la salud o la armonía espiritual.  Era el misterio maravilloso que solamente se deja entrever entre líneas, tratando de que el que tenga oído que oiga, o el que tenga vista suficiente vea. 

A esto se refiere la alquimia en su aspecto más secreto y divino, a la obtención de la piedra filosofal.  Pero así como para transformar un anillo de oro en unos zarcillos de oro hay que fundir el anillo, es decir, tener una materia prima y fundirla con la acción del fuego, así mismo es en nosotros. Esa prima materia es la que sirve para que la semilla del vegetal despierte de su letargo al hacer contacto con la tierra, el agua, el aire y el fuego (Sol), produciendo raíces, ramas, hojas, frutos y nuevamente semillas.  Esa prima materia es la que el animal exterioriza para perpetuar la especie cuando se une con la hembra en los momentos de celo.  Si no fuera por esa prima materia  que se pone en licuefacción a través del acercamiento de las dos polaridades de la existencia, la vida sería imposible desde todo punto de vista.

Los alquimistas comprendieron que el Aliento de la Vida Universal y el Fuego interior, convertidos en Substancia—Vida, permiten a través de la generación que podamos concebir nuestros hijos.  También permite que a través del movimiento espiritual de esa energía, utilizando la imaginación y la sensibilidad, al dirigir esa fuerza maravillosa hacia el corazón, ir convirtiéndola en la piedra filosofal.  Para los alquimistas la piedra filosofal tenía realmente todos los poderes del Logos.

El Señor Jesús enseñó el misterio de la piedra filosofal, al decir estas palabras:  “Petrus, piedra, sobre esta piedra edificaré mi iglesia”.  Se refería no a la personalidad física de uno de sus discípulos, sino a nuestras energías internas sobre las cuales debemos edificar nuestra iglesia, es decir, nuestro templo, donde el Altísimo, el Logos, la conciencia mora en nosotros para convertirnos en verdaderos alquimistas.

El ejemplo más perfecto de la piedra filosofal viviente fue el Señor Jesús.  El era un verdadero alquimista del mundo de la sensibilidad, del sendero del Cristo, porque el Cristo no es Jesús.  Cristo no fue, ni es, ni será una persona; Cristo es el sentido espiritual que subyace en el corazón de todos los seres. 

Ese sentido crístico aflora cuando vemos a nuestros seres queridos sufrir o gozar, porque el sentido crístico es la sensibilidad. El día que sintamos dolor por todos nuestros congéneres y por todos los seres vivientes, habremos despertado realmente la energía del Cristo en nosotros.  



  carloslimongi@yahoo.com

Correfocs







El Correfocs
Como la mayoría de las tradiciones y fiestas de pueblo, el correfocs tiene su origen en la ancestral lucha entre el bien y el mal, donde el fuego juega el papel de purificador. En la edad media este "ball de diables" se realizaba como entremés, es decir entre plato y plato de las grandes comidas que organizaba la realeza. A lo largo de los tiempos se fue popularizando y ha estado ligado a la celebración del Corpus, también a la celebración de la noche de San Juan. En Valencia y Catalunya están presentes en las fiestas populares de los pueblos, en medio de la música estruendosa, silbatos, y fuegos artificiales.

Los diablos se reúnen para iniciar su actuación con la encendida, que es espectacular, y empiezan a bailar de forma desaforada alrededor del público para impartir miedo y respeto. Es un espectáculo digno de ver, por su valor histórico, la espectacularidad de los fuegos artificiales y las sensaciones que despierta. No puede faltar la figura del dragón que está presente demostrando la fuerza y la imponencia del fuego. La participación del demonio en estos actos tiene que ver con la tentación a los santos, las intenciones de los diablos bailarines son incitar al pecado a la juerga y a la lujuria.



carloslimongi@yahoo.com

26 de febrero de 2014

Mi Madre - Un Recuerdo y una Oración

Belisa Garcia Henning (Q.E.P.D)
23.02.2014 †
 
Te recuerdo...
 
Mi corazón se estremece al recordarte. No ha sido fácil superar el no verte más, pero me consuela pensar que estás en un maravilloso lugar, el cielo. Porque es ahí donde están los ángeles como tú.
 
Sé que si en este mundo, orabas por mí, tu amor me sigue tocando y tus oraciones han sido escuchadas. Te recuerdo y se llena mi alma de gozo por todo lo que me diste mientras estuviste junto a mí.
 
Te recuerdo y renacen tus abrazos y tus palabras de aliento. Sigo aquí recordando tu amor y amando tu recuerdo.
 
Levanto una oración...
 
Por ese amor incondicional, por esas manos de consuelo, por ese abrazo protector, levanto una oración al cielo. Una oración de gratitud por el recuerdo de mi madre, porque nunca se aparte de mis memorias ni de mi corazón.
 
Levanto una oración de amor para ese ser que dio tanto por mi y hoy no pueden ver mis ojos pero en mi alma sigue latiendo su corazón.
 
Levanto una oración a Dios por haber bendecido mi vida con la amada presencia de mi madre mientras nos fue concedido.
 
Levanto una oración por mi madre, que siga siendo esa luz que nunca se apagó en amor y paz.
 
Paz a sus restos,
 
 

24 de febrero de 2014

A mi Madre

Belisa del Carmen Garcia Henning
Nacida el 20.06.1942* en Upata, Edo Bolívar, Venezuela
 Murió el 23.02.2014† en Monterrey, México

Madre mía, aun extraño,
tu ternura y bondad,
tu belleza y tu verdad,
y el sacrificio que has dado.

Tu paciencia y el amor
a tus hijos y a la vida,
sin que te vieras vencida
de tristeza o de dolor.

Madre mía llena de vida,
asi te recordaré,
y siempre te mantendré
abierto mi corazón.

 
Madre si yo pudiera decirte al oído lo mucho que extraño estar contigo y la falta que me hace mirarte, solo en silencio me quedo, con mi alma gritando y desesperado para que tú, estés donde estés, en aquel gran cielo azul que veo, me escuches pensar que cada día que pasa el dolor es mas grande; pero el silencio de la espera en paciencia de que algún día estaré a tu lado diciéndote al oído lo mucho que te extraño y te extrañaré...


carloslimongi@yahoo.com

9 de diciembre de 2013

La Coherencia como Valor

El Valor de la Coherencia
La COHERENCIA es uno de los valores que nos hace ser personas que actúan siempre de acuerdo a nuestros principios, basada en los principios familiares, sociales y religiosos aprendidos a lo largo de nuestra vida. Con este valor somos capaces de cumplir con mayor eficacia nuestras obligaciones, pues hace falta ser honesto y responsable.
 
En nuestras relaciones personales es indispensable para ser sinceros, confiables y ejercer un liderazgo positivo; para nuestra persona, es un medio que fortalecer el carácter y desarrollar la prudencia, con un comportamiento verdaderamente auténtico.
 
Somos muy susceptibles a la influencia de las personas y lugares a los que asistimos; por temor, callamos, evitamos contradecir la opinión equivocada, o definitivamente hacemos lo posible por comportarnos según el ambiente para no quedar mal ante nadie. No es posible formar nuestro criterio y carácter, si somos incapaces de defender los principios que rigen nuestra vida. Lo mejor es mantenerse firme, a pesar de la opinión o amistad que aparentemente está en juego.
 
La experiencia nos muestra que vivimos con mayor tranquilidad, si nuestras decisiones son más firmes, al comportarnos de manera COHERENTE que a la larga, todos aquellos que alguna vez se burlaron de nuestros principios, terminan por reconocer y apreciar la integridad de nuestra persona. Por este motivo, el concepto de tener VALORES y MORAL garantiza incondicionalmente la estima, el respeto y la confianza de los demás.
 
Por otro lado, la honestidad puede entenderse como el simple respeto a la verdad en relación con el mundo, los hechos y las personas; en otros sentidos, la honestidad también implica la relación entre el sujeto y los demás, y del sujeto consigo mismo.
 

carloslimongi@yahoo.com

27 de marzo de 2013

La Pascua en la Masonería

La celebración de la Pascua no es exclusiva del Cristianismo. La Pascua Judía celebra la liberación del pueblo hebreo de Egipto. En nuestra sociedad, la Masonería, no celebra la Pascua realmente tal y como el Cristianismo o el Judaísmo la concibe, nuestros elementos de celebración están ligados al sentido pascual de “paso”.
 
La Pascua es una festividad ligada a la primavera, con una exuberancia en el florecer y la fertilidad. La masonería ve el cambio cuando se pasa de las tinieblas a la luz, que es la vida, la complementariedad de los opuestos, la muerte y la vida. Se toma una variada simbología para resaltar el pasar por el camino de la vida, así como el simbolismo transmitido en la muerte del maestro, la muerte de Hiram Abif, al que consideramos como el maestro constructor del Templo de Salomón. Este es el verdadero centro de la masonería.
 
Según cuenta la leyenda, el cuerpo de Hiram fue escondido por los asesinos, que los masones llamamos Jubelon, Jubelas y Jubelus (y se unen con la palabra Juwes). Los emisarios del rey Salomón buscaron sin descanso el cuerpo, y cuando ya estaban agotados, un maestro arquitecto, de manera casual se sentó cerca de la tumba y del ramo de acacia que lo cubría, y observó que apenas tenía las raíces profundas, por lo que intuyeron que esa era tierra recién removida, y así encontraron el cuerpo del maestro constructor. Otra versión de la leyenda -un poco mas puritana- nos dice que los maestros cuentan que la acacia brotó del cuerpo muerto del maestro Hiram Abif, anunciando así su resurrección.
 
La acacia es la planta símbolo por excelencia de la Masonería. Representa la seguridad, la claridad, y también la inocencia o pureza; es el símbolo de la verdadera Iniciación para una nueva vida, la resurrección para una vida futura. Su verdor perenne y la dureza incorruptible de su madera expresan, en efecto, la idea de la vida inextingible que permanentemente renace victoriosa de la muerte.
 
La celebración de la Pascua explica de alguna manera, la rara belleza en la transformación esencialmente espiritual y eterna del ser humano.
 



carloslimongi@yahoo.com

15 de marzo de 2013

Acerca de la Intolerancia


«El único y verdadero espíritu de tolerancia consiste en tolerar conscientemente la mutua intolerancia» S.T. Coleridge

«Si tuviéramos que permitir a los demás todo lo que nos permitimos a nosotros mismos, la vida sería intolerable» G. Courteline

«Sólo por el respeto de sí mismo se logra el respeto de los demás» F. Dostoievski

«El hombre debe ser siempre flexible como la caña, y no rígido como el cedro» J.J. Engel

«Si considerásemos a los demás como a nosotros mismos, sus acciones más reprochables nos parecerían dignas de indulgencia» A. Maurois

«Consiente en ceder cuando tengas razón, con tal de que sepas ser intransigente cuando estés equivocado» J. Rostand

«Aunque toda la sociedad está basada en la intolerancia, todo progreso estriba en la tolerancia » G.B. Shaw

«Nadie puede justamente censurar o condenar a otro, porque verdaderamente nadie conoce verdaderamente al otro» T. Browne

«No juzguéis a los demás si no queréis ser juzgados» Jesús

«No hagáis mal a nadie, ya sea perjudicándole, o ya omitiendo el hacer el bien a que os obliga vuestro deber» B. Franklin

«Tienen derecho a censurar los que tienen corazón para ayudar» W. Penn

«¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio» A. Einstein

«En nosotros todo lo excusamos; en el prójimo, nada; queremos vender caro y comprar barato» San Francisco de Sales

«No hay nada menos objetivo que un ser humano guiado por sus prejuicios» J.L. Martín Descalzo

«El que quiere en esta vida todas las cosas a su gusto, tendrá muchos disgustos en la vida» F. de Quevedo

«La peor intolerancia es la de eso que llaman razón» Unamuno



carloslimongi@yahoo.com

29 de diciembre de 2012

La Virtud de la Prudencia

La prudencia es una virtud de la razón, no especulativa, sino práctica: la cual es un juicio, pero ordenado a una acción concreta.

La prudencia nos ayuda a reflexionar y a considerar los efectos que pueden producir nuestras palabras y acciones, teniendo como resultado un actuar correcto en cualquier circunstancia. La prudencia en su forma operativa es un puntal para actuar con mayor conciencia frente a las situaciones ordinarias de la vida.

La prudencia es la virtud que permite abrir la puerta para la realización de las otras virtudes y las encamina hacia el fin del ser humano, hacia su progreso interior.

La prudencia es tan discreta que pasa inadvertida ante nuestros ojos. Nos admiramos de las personas que habitualmente toman decisiones acertadas, dando la impresión de jamás equivocarse; sacan adelante y con éxito todo lo que se proponen; conservan la calma aún en las situaciones más difíciles, percibimos su comprensión hacia todas las personas y jamás ofenden o pierden la compostura. Así es la prudencia, decidida, activa, emprendedora y comprensiva.

El valor de la prudencia no se forja a través de una apariencia, sino por la manera en que nos conducimos ordinariamente. Posiblemente lo que más trabajo nos cuesta es reflexionar y conservar la calma en toda circunstancia, la gran mayoría de nuestros desaciertos en la toma de decisiones, en el trato con las personas o formar opinión, se deriva de la precipitación, la emoción, el mal humor, una percepción equivocada de la realidad o la falta de una completa y adecuada información.

La falta de prudencia siempre tendrá consecuencias a todos los niveles, personal y colectivo, según sea el caso. Es importante tomar en cuenta que todas nuestras acciones estén encaminadas a salvaguardar la integridad de los demás en primera instancia, como símbolo del respeto que debemos a todos los seres humanos.

El ser prudente no significa tener la certeza de no equivocarse, por el contrario, la persona prudente mucha veces ha errado, pero ha tenido la habilidad de reconocer sus fallos y limitaciones aprendiendo de ellos. Sabe rectificar, pedir perdón y solicitar consejo.

La prudencia nos hace tener un trato justo y lleno de generosidad hacia los demás, edifica una personalidad recia, segura, perseverante, capaz de comprometerse en todo y con todos, generando confianza y estabilidad en quienes nos rodean, seguros de tener a un guía que los conduce por un camino seguro.

Como alcanzarla:

El recuerdo de la experiencia pasada: Si una persona no sabe reflexionar sobre lo que le ha sucedido a él y a los demás, no podrá aprender a vivir. De esta manera la historia se transforma en maestra de la vida.

Inteligencia del estado presente de las cosas: El obrar prudente es el resultado de un “comprender” mirando la comprensión como la total responsabilidad, como el verdadero amor que libera de las pasiones para llegar al final de la vocación humana “el conocimiento”.

Discernimiento al confrontar un hecho con el otro, una determinación con la otra. Descubrir en cada opción las desventajas y las ventajas que ofrecen para poder llegar a realizar una buena elección.

Asumir con humildad nuestras limitaciones, recurrir al consejo de todas aquellas personas que puedan aportarnos algo de luz.

Circunspección para confrontar las circunstancias. Esto sería que alguna acción mirada y tomada independientemente puede llegar a ser muy buena y conveniente, pero viéndola desde dentro de un plan de vida, de un proyecto de progreso personal, se vuelve mala o inoportuna.

La experiencia es, sin lugar a dudas, un factor importante para actuar y tomar las mejores decisiones. Aprender o no es nuestra opción.

/*----------------------------------------------- Widget for Google Maps ----------------------------------------------- */