25 de enero de 2012

La Reforma Laboral y las Empresas

Productividad Empresarial y
Reforma Laboral
En Alemania se hacen las cosas en forma debida, pero para "todos" y eso produce confianzas que se derivan en resultados, como se está viendo. Todo lo contrario que -hasta ahora- se ha hecho en España. Y si no; expliquen el motivo por el cual -desde hace casi un año- es la clase menos pudiente, en España, la que está pagando las consecuencias de la crisis... Entretanto que el Capital y las Empresas -más poderosas- que lo manejan, siguen "blindadas"... Las empresas no son las gallinas que ponen, son gallineros (empresas) donde las gallinas depositan el fruto de su producción (huevos).

Los empresarios son los granjeros que se apropian de la producción de las gallinas a cambio del maíz que les arrojan. Huevos por maíz, y sacan el valor del huevo que implica el costo del maíz y del cuidado de la gallina mas el beneficio que pretende obtener. Con el valor de los huevo, costean todos los pagos que supone al mantenimiento de la granja mas los beneficios que obtienen como plusvalía. Eso es lo que yo denomino explotación. La gallina, que es el sujeto principal, es la peor considerada, porque su función es vivir para poner huevos, nada mas, y no la dejan morir porque se acaba el choyo, pero la dejan anímicamente viva para seguir manteniendo el mismo ritmo de vida que el granjero se viene dando, para que no piense, y solo desee el grano de maíz y no otra cosa. No se plantean aumentar la productividad mejorando las instalaciones, mejorando la calidad de vida de las gallinas, utilizando la tecnología para que la gallina, en buenas condiciones, pueda producir mas huevos en el mismo tiempo.

Pero no lo hacen, porque piensan y con razón, que si el estomago esta satisfecho, la gallina pudiera empezar a pensar y reflexionar, sobre el ciclo de la vida, y darse cuenta que ella, es el soporte de todo el entramado del modelo que la toca vivir, y comience a cuestionar dicho modelo.

Todos los impuestos, beneficios, etcétera, salen del valor de la producción, y toda la producción sale del esfuerzo del trabajador. Los empresarios no aportan mas que los medios (maíz y gallineros) para poder explotar, y las ideas correspondientes a ese fin. La reforma laboral entra dentro de la lógica del capital, y cuando de una lucha de clases se trata, la que está y se determina en el poder, hace todo para seguir estando y los demás a sufrir las consecuencias.

Lo tristemente "real" es que se nos dice que debemos fijarnos en los alemanes, para aprender a construir una sociedad mejor, desde el punto de vista del trabajo, la producción y la responsabilidad de un sentido común, distinto y más consecuente con los tiempos...



carloslimongi@yahoo.com

24 de enero de 2012

El Duque de Palma - Iñaki Urdangarín

El Duque de Palma - Iñaki Urdangarín
Iñaki Urdangarín ha sido imputado por malversación de fondos públicos, fraude, falsedad documental y prevaricación. El caudal de información que apuntaba a una presunta malversación de dinero de las Administraciones y falsedad documental reclamaba que el marido de la Infanta diese explicaciones. El próximo día 6 de febrero de 2012, él y sus abogados tendrán que responder a las imputaciones en una defensa que tendrá que mostrar, con la mayor claridad, los hechos imputados al Duque de Palma.

Se entiende que "el principio de presunción de inocencia" que se le debe a cualquier imputado por la justicia en un proceso penal, es una garantía constitucional. Mientras tanto, la sociedad española debe esperar a que sean los Tribunales de Justicia los que dicten sentencia. Y en el caso de Iñaki Urdangarín, que nos ocupa especialmente, la sociedad española debe hacer gala de su madurez y serenidad.

La relación que Iñaki Urdangarín mantiene con la familia real española a través de su matrimonio con la Infanta Cristina convierte su proceso penal en un asunto socialmente relevante y muy notable, que en ningún caso es legítimo convertir en una coartada. El proceder de la Casa Real con relación a este asunto pone de manifiesto el valor de la Corona en todo el entramado constitucional. Así mismo, los gestos y palabras del Rey Don Juan Carlos demuestran que las instituciones se legitiman también por el proceder de sus titulares.

Ahora, como cualquier otro ciudadano en su situación, podrá y tendrá que justificarse ante la Justicia y someterse al fallo de los tribunales. En cualquier caso, la falta de transparencia y la ligereza con la que se empleaban los recursos no se corresponde con una institución sin ánimo de lucro, algo que se vio facilitado por la convivencia de algunos políticos corruptos y la ausencia de fiscalización de estas prácticas.

Que algunos aprovechen esta coyuntura para la demagogia o el aventurerismo sólo describe su irresponsabilidad suicida. Por fortuna las fuerzas políticas mayoritarias y el sentir general de la sociedad no escuchan esos cantos de sirena. El Estado de Derecho rige para todos, y la Monarquía parlamentaria es una pieza maestra de un delicado engranaje al servicio del bien común.

Bienvenida sea la Justicia para todos.




carloslimongi@yahoo.com

"Ser o no ser". La duda de Hamlet

La Tragedia de Hamlet - Shakespeare
Shakespeare plasmó para al mundo, con su pluma prodigiosa, el dilema que ha seguido a nuestra historia desde siempre. Ya sea que estemos conscientes o no de ello, para nosotros no es muy diferente que para Hamlet, el personaje del gran dramaturgo: “¿Ser o no ser? esa es la cuestión”. Y más allá del significado contextual que pueda tener dicha expresión, podemos concluir que todos los días, en los diferentes escenarios que nos toca movernos, ésa es sin duda la cuestión: ser uno mismo o no serlo.

Un valor es una actitud de una persona que se transforma en una creencia y que define el comportamiento de esa persona que finalmente repercute en la toma de decisiones, ¿Cómo serán esas decisiones si los valores se han perdido? Si cada vez existen menos valores entre los jóvenes y son los jóvenes el futuro de la sociedad.

En la actualidad se han ido perdiendo día a día los valores como el respeto, la responsabilidad, la justicia, etc. Las situaciones que se viven no son del todo agradables, un ejemplo se da cuando los niños no tienen respeto por las personas adultas, y en la calle no pueden ayudarlas a cruzar la calle, o en el autobús las personas jóvenes no tienen el valor de ofrecer el asiento a una persona anciana; las personas ya no tienen respeto hacia los demás ni hacia ellos mismos, ahora se ven en la calle cada día más jóvenes con tatuajes, perforaciones en las orejas que anteriormente no era común al menos en la sociedad española. Mucha de la culpa existe en las familias en donde existe poca comunicación entre padres e hijos y se prefiere que las preguntas difíciles que hacen los niños sean contestadas por amigos.

No solo es un problema la pérdida de valores, sino que junto con ella viene la pérdida de nuestra cultura y adoptamos partes de culturas que no son nuestras, adoptamos celebraciones que no son nuestras y sin embargo las festejamos con mucho más ímpetu que nuestras propias tradiciones, creo que parte fundamental de estos problemas es que no se conoce el significado de valor, no se conoce el significado de cultura y mucho menos de ética.

La sociedad actual y hablo de niños, jóvenes y adultos no tomamos conciencia de lo que estamos haciendo, sabemos que estamos perdiendo valores y sin embargo no podemos mejorar como personas, al contrario tomamos actitudes en contra de nuestros valores.

El desarrollo tecnológico, la globalización de los mercados y de la cultura, la relevancia de la información y del conocimiento en los procesos productivos y sociales modifican las maneras de entender el mundo y bosquejan nuevas formas de relación entre las personas.

Es la era tecnológica y la era televisiva la que ha fomentado la pérdida de valores y la pérdida de costumbres, hoy en día es muy raro encontrar a una persona que envíe una carta, aquel que no tiene e-mail no está conectado al mundo y mucho menos lo está aquel que no tiene una computadora. Por otra parte los programas televisivos cada vez fomentan la pérdida de valores, cada vez son más ofensivos, no aportan valor, hacen ver normal lo que anteriormente era intolerable. Estamos influenciados por los medios de comunicación, tal es así que le damos más valor a lo material y vamos perdiendo poco a poco los valores morales.

La enseñanza de ética y valores debería de tomar mucha más importancia de la que se le ha dado, no se puede practicar lo que no se conoce, y parte del problema de pérdida de valores se debe a que no se enseña que son los valores y la importancia que tiene practicarlos desde el hogar, el trabajo y con la sociedad en general.

Ser es vivir como una aventura nuestra vida, con autenticidad, con carácter; creando siempre algo nuevo para nuestros seres queridos; innovando para crear nuevas soluciones a los nuevos desafíos que iremos enfrentando; sirviendo bajo la norma de los principios inamovibles que rigen el desarrollo, la felicidad y la paz.

“Be” (ser) significa buscar nuestro propio camino a la excelencia, con la consciencia de que el camino mismo es lo importante, quizás más que un destino al que llegar, pues, para ser honestos con nosotros mismos, aprendemos no por lo que alcanzamos, sino por lo que recorremos y experimentamos, con una actitud alegre, aunque esto no significa que no podamos derramar algunas lágrimas cuando la tensión a nuestro alrededor crece; y cuando logramos algo, reconocemos que fue el camino el que nos ayudó a cumplir con nuestra meta, porque con todos los desafíos que nos presentó, aprendimos, sí, aprendimos constancia, valor, fe; virtudes invaluables que sólo pueden poseer aquellos que no dudan en ser quienes son, que no vacilan en ver la vida como su oportunidad de amar, trabajar y dejar una huella, aunque sea en una sola persona.

Para la amplitud y brillantez de nuestro ser, en si lo que necesitamos desarrollar son los valores, actitudes, capacidades y habilidades generales que permitan el dominio y la creación de nuevos conocimientos. El eje de todo esto se encuentra en la educación y los maestros, y lo más importante en todos nosotros ¿Por qué? No tendría sentido hablar de ética, valores y actitudes si no hay nadie a quien le interese desarrollarse como individuo.

 
carloslimongi@yahoo.com
/*----------------------------------------------- Widget for Google Maps ----------------------------------------------- */