28 de junio de 2010

Ensalada de Verano

INGREDIENTES

  • 2 cdas aceite.
  • unas hojas albahaca.
  • 200 grs arroz blanco cocido.
  • 2 ramitas céleri.
  • una tacita crema de leche.
  • 4 filete(s) de pollo.
  • 1 limón jugo de limón.
  • 3 kiwi(s).
  • 1 cdta miel.
  • al gusto pimentón(es) español.
  • 100 grs queso crema.
  • al gusto sal y pimienta.
  • 2 tomate(s) maduros.
  • 1/2 copita vino blanco.

    PREPARACIóN:
  • Cocine los filetes de pollo en el aceite y resérvelos.
  • Elimine la piel de los tomates retirando las semillas. Píquelos en julianas.
  • Pele los kiwis y córtelos en rebanadas.
  • Prepare la salsa poniendo el jugo de limón en una olla pequeña, disuelva la miel con ese jugo y agregue el vino blanco, la crema de leche, el queso crema, sal, pimienta y el pimentón español. Caliente ligeramente la salsa batiéndola. y resérvela.
  • Pique en cuadritos los filetes de pollo de 1 cm.
  • Mezcle en un bol los filetes con el arroz y el céleri.
  • Líguelos con salsa tibia y preséntela en un plato adornado con la juliana de tomate, el kiwi y las hojas de albahaca.
  • Utilice un arroz que quede sueltecito.

Buen provecho !!!

.

27 de junio de 2010

La Cábala - Una tradición y una revelación


Cábala es una tradición secreta en que se fundamentan los sistemas simbólicos, de iniciación ceremonial que se utilizan en occidente. Los antiguos rabinos decían que es la experiencia espiritual que llamaban “revelación” y que nosotros la conocemos como “gnosis” y tienen un cuerpo que es la Ley, un alma racional que es el Talmud (tradición oral) y un espíritu inmortal que es la Cábala ( tradición oral y luego escrita).

La palabra Cábala literalmente significa “tradición” y proviene de la raíz cabal que se traduce como oscuro y tenebroso (en sentido de oculto y secreto). Por lo tanto la Cábala se refiere a una doctrina esotérica recibida en el pasado remoto en forma oral y luego escrita y que entre los siglos XI y XIII aparece como la conocemos actualmente, si bien se podría considerar que las ideas expuestas en la misma y su cuerpo doctrinario se ha ido formando por el pensamiento y el trabajo de los iniciados de todas las épocas, es evidente que nos ha llegado a través de los cabalistas hebreos.

Doctrinariamente la Cábala se ocupa del mecanismo de la creación, tanto en el macro como del microcosmo y del desarrollo, evolución y perfeccionamiento del hombre. A través y por intermedio del conocimiento de las leyes que rigen los procesos creadores, buscando el mejoramiento de las condiciones existentes.

La metafísica cabalista comienza en lo “Absoluto”, manifestación divina infinita e impensable, al cual son inherente la Voluntad creadora y el deseo de conocerse. El Absoluto, la Divinidad, el Principio de conciencia es Uno, por su voluntad la aparición de la creación con la variedad y multiplicidad de cosas que por el otro aspecto son unidas y concordantes, pues proceden del Uno que las ordena.

En Resumen, podemos decir:

  1. La Cábala es la tradición secreta relativa a los Misterios del Verbo (Espíritu-Conciencia-Mente-Pensamiento-Palabra) tal como a llegado a nosotros a través de la versión hebrea. Su doctrina enseña que hay una única realidad que es el Espíritu cuyo órgano de conocimiento y acción es la Palabra (“en ella reside la fuerza”).

  2. Hay segmentos que se han liberado al público, pero otros son trasmitidos de iniciados a iniciados.

  3. Como toda tradición mística (esotérica), la cabalista posee doctrina y método. En la práctica es un simbolismo operativo de alto contenido filosófico y moral, cuya aplicación conduce al Poder.

  4. Puesto que la Cábala concibe a la Realidad como Espíritu y su Poder como la Palabra, los números y las Letras son para ella elementos substanciales en los que se incorpora el Poder Creador. “En ella está la Fuerza” dice el aforismo.

  5. Además de la enseñanza simbólica hay una tradición oral que la explica y la complementa.

  6. El “pueblo” de cuya es la tradición, es la comunidad de los iniciados en ella. Esta comunidad está estructurada según los planos naturales en siete círculos concéntricos, tres puramente espirituales y cuatro corporales.

  7. El simbolismo de la Cábala gira alrededor de un esquema jeroglífico llamado Arbol de la Vida (en hebreo Ez-Jaim) y consta de una serie de nombres y textos crípticos que se expresan en hebreo, que es la “Lengua Sagrada” de esa tradición.
.

23 de junio de 2010

La Alquimia - El Oro Espiritual

Durante el S. XIII, la Alquimia fue ante todo una ciencia hermética alrededor de la cual se fue tejiendo un halo de misterio y secreto, originado en parte por las aspiraciones extrañas y a menudo incomprensibles de algunos de sus seguidores, así como por la forma simbólica y casi indescifrable de sus escritos.

No es fácil resumir en pocas palabras la labor de un alquimista. Esta se centraba especialmente en tres facetas distintas: por una parte la búsqueda de la piedra filosofal, en presencia de la cual todos los metales podían ser convertidos en oro; en segundo lugar el descubrimiento del elixir de larga vida, imaginado como una sustancia capaz de evitar la corrupción de la materia y por último la consecución de la “Gran Obra”, cuyo objetivo era elevar al propio alquimista a un estado superior de existencia, en una situación privilegiada frente al Universo.

La Alquimia es la Ciencia de la formación, del comportamiento y transformación de toda clase de cuerpos y cuando se ocupa del individuo, lo hace en forma integral, espíritu-psico-físico.- El origen de la palabra Alquimia, la mayoría de los autores coinciden que deriva de las palabras árabes Al y KYMIA que significan tierra negra, haciendo alusión a Egipto, origen de la Ciencia. Entonces podemos decir que la Alquimia es fundamentalmente la Ciencia tradicional y antigua que su finalidad es la transformación de la naturaleza y del hombre, a través de procesos sucesivos cuya semántica se caracteriza por la utilización de conceptos y símbolos metalúrgicos.

El mecanismo del conocimiento exige la utilización de símbolos para la trasmisión de ideas y conceptos. Sin lenguaje no hay manera de comunicación y cada orden de cosas requiere un idioma propio. El pensamiento: la palabra; el sentimiento: gestos; la emoción: la estética: la forma: el color, el sonido: la cuestiones del alma: los símbolos.

El hermetismo de la Alquimia encierra una gnosis eminentemente cerrada, oculta.- Los adeptos alquimistas consideran esencial la utilización de un lenguaje abstracto. Aparentemente incomprensible para la lógica común, en realidad es un lenguaje esotérico y místico. La primera dificultad para abordar con seriedad el estudio de la tradición alquímica y su esencia que se experimenta es la forma obscura en que los cultores efectuaban sus escritos vertiendo sus conceptos y experiencias. Es obvio que la Alquimia puede manifestarse solamente a través del símbolo para hablar de temas que trascienden la capacidad normal de la mente y la conciencia.

Un ejemplo de ello son algunas de las frases comúnmente utilizadas por los alquimistas: “Haced que lo volátil se haga fijo”, ” Tomad al dragón verde y unidlo a su hijo”, ”Observad al pelícano que alimenta a sus hijos”, ”Separad en tres partes nuestro azufre y mezclad una de ellas con mercurio de los sabios, para bañarlo más tarde en nuestra agua o magnesia ”, “ El casamiento del Sol y la Luna, del Azufre y el Mercurio, el Rey y la Reina”.

Inicialmente el propósito de la Alquimia fue el de cambiar los metales bajos en oro puro, pero esotéricamente y simultáneamente, su objetivo fundamental puede entenderse como la trasmutación de aspectos del alma y lograr el “oro puro espiritual”.

Los planos espirituales, mentales, psíquicos y físicos de la existencia humana se comparan en la Alquimia a los cuatro elementos : fuego, aire, agua y tierra y cada uno es susceptible de una triple constitución: fija, variable y volátil.

Los alquimistas fueron maestros en el Arte de la Interiorización individual y la trasmutación de la propia energía hacia lo positivo. La reconversión del ”plomo en oro” no era más que el sentido de purificación y realización espiritual de la Unidad.

La iniciación no es un aprendizaje simplemente, sino un crecimiento que procede de un germen (embrión, semilla). Hay una notable diferencia entre el Saber y el Ser. El estudio otorga el conocimiento, es decir el Saber; la Iniciación, por su parte, el Ser. La Alquimia exige ambos aspectos para la transformación y la perfección del espíritu del individuo. En resumen, la Alquimia es una realización íntima, subjetiva. Para encontrarla sólo hay que estar vivo, despierto. Por lo tanto, no se puede considerar la Obra como un objeto, sino como un sujeto.

En lo más profundo de nosotros existe una chispa inmortal, un fuego divino prisionero de las tinieblas de la inconsciencia que aspira dolorosamente a liberarse, a subir hasta nuestros corazones y mentes, a iluminar y transfigurar todo nuestro cuerpo. Para ello reclama la ayuda de nuestro ser consciente, esa fracción de nosotros mismos capaz de enfrentar nuestra alma profunda con los intereses de nuestro Yo, de favorecer lo remoto en nosotros en perjuicio de lo inmediato, lo eterno contra lo efímero.


16 de junio de 2010

El Solsticio de Verano

El Solsticio deriva del latín solstitium, sol (el astro) y stitum (detención). La detención del sol que marca el tiempo en que este se halla más lejos del Ecuador y en que parece quedarse varado en los mares del Universo durante unos días. El solsticio de verano se produce entre los días 21 y 22 de junio en el Hemisferio Norte cuando la distancia angular del Sol al Ecuador celeste es máxima. Es momento de fecundidad, de cosechas, de gracias por los dones recibidos y de acopios para pasar el otoño y el invierno.

El misterio de los cielos y la magnitud de los espacios cósmicos no han dejado de ser fuente de curiosidad para el hombre. Muchos sacerdotes les han elevado cánticos; poetas los han ensalzado en sus versos, estudiosos nos han brindado sus especulaciones e imaginaciones y el astrólogo metódico, nos ha explicado cuanto acontece y vuelve a acontecer. Sólo dos veces al año el plano del ecuador coincide con el plano de la eclíptica y por consiguiente, el círculo de iluminación coincide con cada meridiano, propiciando un día de doce horas y una noche de doce horas. Estas fechas se conocen con el nombre de equinoccio, y son las que marcan el inicio de la primavera y el otoño.

El astro solar es uno de los numerosos símbolos didácticos. Nace en el Oriente, de la eterna sabiduría y difunde su luz y calor, indispensables para la continuación de la vida. En su continuo y permanente movimiento influye en el ritmo del día y la noche; el curso de las estaciones; el crecimiento de las plantas y la evolución del mundo animal; el auge y florecimiento de sociedades humanas; el desarrollo cultural, técnico y científico, la vestimenta y las costumbres sociales y urbanas, en fin, todo lo que denominamos cultura.

Los solsticios representan el eterno contraste de la luz y la oscuridad, de la vida y la muerte y el eterno renacer de la creación, donde nada puede ser destruido, solo transformado en los tres estados naturales, sólido, líquido y gaseoso, es el ave fénix que siempre renace de sus cenizas. Los fenómenos astronómicos y naturales siempre han sido considerados como los símbolos de las realidades invisibles y espirituales, que por su propia naturaleza no podrían ser aprehendidos por nuestra inteligencia sino fuera por aquello que las sugiere y expresa, es decir, las simboliza.

Los solsticios muestran la armonía cósmica, que permite observar, año tras año, como se cumplen con asombrosa regularidad, de acuerdo a las leyes físicas de su relación con la tierra, prolonga los días o las noches, haciendo que la naturaleza cumpla inexorablemente sus ciclos biológicos.

Esa dualidad de los solsticios es evidente a la ontología humana. El del verano, alegre, el triunfo de la luz, aunque paradójicamente siendo la majestad del esplendor es también el principio de descendimiento. Como contrapartida, el de invierno siendo triste augurio de sombras melancólicas, es inicio en su propia expresión de una fase de crecimiento y de un camino abierto hacia la plenitud.

Los solsticios son momentos con universalidad patente y de cuya celebración tenemos el testimonio de festividades exóterico-religiosas y en algunos casos, una aproximación esóterica, traducida en símbolos y ritos, que de forma general representan el drama de la muerte y resurrección del Sol.
.
Feliz Día de San Juan
.

10 de junio de 2010

Los Chakras


¿QUÉ SON LOS CHAKRAS?

En nuestro cuerpo existen determinados puntos con un nivel de energía especial que son adecuados para que los rayos de nuestra mente no se dispersen. Se denominan Chakras y son, para entendernos, centros de energía utilizados por los yoguis para la práctica de la concentración y posteriormente de la meditación.

El estudio de los Chakras corresponde al Yoga Kundalini, una rama del Raja Yoga, (el control de la mente a través de ocho etapas) que tiene por objetivo liberar la fuerza cósmica original, denominada Kundalini, que permanece latente en el cuerpo astral de los seres humanos, el cuerpo sutil a través del que fluye la energía vital o prana. Cuando la Kundalini se despierta debido a las prácticas del Yoga nos acercamos hacia el estado de conciencia suprema o iluminación espiritual.

LOS SIETE CHAKRAS PRINCIPALES
Están situados en el cuerpo astral y siguen el trayecto de nuestra columna vertebral, lo que facilita su localización en el plano físico. Los tres primeros corresponden a los deseos básicos de la mente (Muladhara en el extremo inferior de la columna, Swadhistana, zona genital y Manipura, ombligo). El cuarto corresponde a la energía en forma de amor universal (Anahata, situado en el pecho a la altura del corazón). Por encima se sitúan el Vishuddha situado en la zona de la garganta, desde donde la conciencia se expande y el Ajna Chakra, el asiento de la mente, en el espacio situado entre las cejas, el centro del conocimiento intuitivo. El último es el Sahasrara Chakra, que se asienta en la coronilla, en la parte superior de la cabeza y representa la unión final con la conciencia cósmica.

CONCENTRACIÓN EN EL ANAHATA Y EN EL AJNA CHAKRA
Según la práctica de Kundalini Yoga podemos practicar ejercicios de concentración en todos los chakras, pero Swami Sivananda y Swami Vishnudevananda recomiendan dos especialmente:

  1. La concentración en el Anahata chakra, situado en el pecho a la altura del corazón, si nuestra personalidad es más emocional y nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás a través de los sentimientos. Concentrándonos en este chakra canalizaremos el amor desinteresado por todos los seres del Universo y nuestro corazón se expandirá.

  2. La concentración en el Ajna chakra, situado en el espacio entre las cejas, si nuestra personalidad es preferentemente intelectual, confiando más en nuestros pensamientos que en nuestros sentimientos. Y ello porque el Ajna chakra es el centro de la conciencia. Este tipo de concentración mejora el intelecto superando sus limitaciones y tendencias egoístas y abriéndose a la intuición. Pese a que todos tenemos una tendencia emocional e intelectual, una de las dos está más desarrollada. La concentración en cualquiera de los centros mencionados es igualmente válida y nos trae la expansión de la conciencia. Elige tu centro y no lo cambies para evitar la inestabilidad de la energía.


TÉCNICA

La parte inicial preparatoria es similar a los ejercicios de visualización mentales y de Tratak que ya hemos practicado, por lo que el haber realizado estos ejercicios previos nos ayudará.


  1. Siéntate en un lugar limpio y pacífico en una postura sentada, cómoda y con las piernas cruzadas para proporcionar una base sólida para el cuerpo.

  2. Mantén siempre la cabeza, la columna vertebral y el cuello estirados formando una línea recta pero sin tensar.

  3. Siéntate sobre un cojín. Las personas mayores o menos flexibles pueden sentarse en una silla cómoda de respaldo sólido y recto y cruzar los tobillos.

  4. Relaja el resto del cuerpo cuanto te sea posible, en particular los músculos de la cara, el cuello y los hombros.

  5. Abre el pecho y eleva la caja del tórax para estimular la respiración abdominal. Relaja el cuerpo y la mente.

  6. Coloca las manos sobre las rodillas en la posición “chin mudra” o en el regazo, descansando la mano derecha en la izquierda, con las palmas de la mano hacia arriba.

  7. Respira conscientemente durante unos minutos. Respira despacio en presente, como si fuera la inhalación y la exhalación del aire lo más importante del momento.

  8. Concéntrate en el chakra elegido, Anahata chakra, situado en el pecho a la altura del corazón, si nuestra personalidad es más emocional o Ajna chakra, situado en el espacio entre las cejas, si nuestra personalidad es preferentemente intelectual, como si fuese el único objeto del Universo. No permitas que la mirada contemple interiormente algo diferente del chakra elegido.

  9. No fuerces la vista. Los ojos no deben dirigirse físicamente al Chakra. Sólo mentalmente. Mantén los ojos cerrados y visualiza el Chakra elegido.

  10. Comienza con un minuto de concentración y ve aumentando gradualmente. Tu mente se abstraerá de otras ideas en poco tiempo.

En lo personal considero interesantes las culturas orientales, en materia de filosofía son dignas de consideración y estudio. Sin embargo creo que el hecho de mezclar ciencia con metafísica no es honesto, y si se me permite hasta vulgar. Sobre todo cuando con estas afirmaciones nos surgen dudas como: ¿A qué energías se refieren? ¿En qué se basan para medir la vibración y la frecuencia de tales energías? ¿Cómo se pueden ver para contarlos?.

Muchas veces sus definiciones parecen comparables a los modelos presentados por la astrología, tal es el caso de los tres primeros chakras por ejemplo, aluden a los aspectos positivos de cosas como la inteligencia activa, la capacidad de organización, la disciplina, el sentido común, la lógica, la claridad de ideas, la sagacidad, la eficiencia, la capacidad analítica y el impulso altruista.

Entiendo que alguien alguna vez ha visto estos centros de energía para poder ubicarlos en el cuerpo humano, en los respectivos sitios y con todos sus colores. Por lo que yo también desearía poder verlos, al igual que el Kundalini recorriendo todos mis chakras energéticos y explosionando mis círculos de energía de forma alineada. Pero creo que, al igual que muchos, tendremos que quedarnos con las animaciones y bonitas fotografías dibujadas de los Chakras. Ya que son las únicas radiografías que podremos ver de nuestros centros energético.

carloslimongi@yahoo.com

.

3 de junio de 2010

2012... ¿Fin del Mundo?


Recientemente me he topado con un tema un tanto dudoso y controversial en todos los ámbitos. La consulta de una amiga acerca de las “profecías mayas” ha despertado mi curiosidad. El cumplimiento de las detalladas predicciones que la antigua cultura Maya hizo para el período entre los años 1992 y 2012 de nuestro calendario plantea un profundo misterio y una pregunta inquietante: ¿Nos encontramos realmente viviendo el final de una era cósmica?

Los Mayas tenían varios calendarios, uno de ellos es el llamado Cuenta Larga o Serie Inicial que tiene una duración de 5,125.366 años trópicos y que el más reciente ciclo abarca del 13 de agosto del -3113 (ó 3114 a.C.) al 22 de diciembre del 2012, y al día siguiente comenzará un nuevo ciclo de dicho calendario. Lejos de explicar el funcionamiento de las complicadas fórmulas matemáticas de astronomía, nos centraremos en el origen de tan fatídica y apocalíptica profecía. ¿Conocemos el origen exacto de esta información?. ¿Sabemos dónde dejaron los Mayas escritas esas famosas profecías que mucha gente le atribuye su autoría?.

La respuesta es muy sencilla: no se conoce absolutamente algo escrito con referencia a ello en los Códices Mayas (Dresde, Paris, etc.) o en su libro sagrado (Popol Vuh) o en libros escritos por los conquistadores españoles (”Relación de las cosas de Yucatán” de Diego de Landa) o en sus construcciones (pirámides escalonadas y estelas). Los Mayas hablaban de predicciones pues conocían con una exactitud asombrosa el ciclo de los eclipses de sol, el período sidereo y sinódico de la Luna y de Venus, la medición del tiempo en los calendarios, entre otras muchas cosas. Un conocimiento netamente astrónomico y matemático del cosmos, con pocos indicios apocalípticos.

Parte de las supuestas “profecías” aparecen en los textos conocidos como Chilam Balam. Estos textos fueron escritos después de la llegada de los españoles y, esto es importante, hay que tener en cuenta que la civilización Maya que había construido los famosos calendarios y las pirámides escalonadas, ya no existía cuando llegaron los españoles a América.

Después de la conquista española y tras la destrucción sistemática de los remanentes de su cultura llevada a cabo por los europeos, se me hace difícil creer, (aunque reconozco que no es imposible) que los supervivientes pudieran haber conservado intactos todos sus antiguos conocimientos matemáticos y astronómicos, los cuales eran necesarios para hacer sus vaticinios con la exactitud que hoy día se les atribuye.

El día siguiente, el 23 de diciembre, comenzará el primer día de un nuevo ciclo de la Cuenta Larga o Serie Inicial del calendario Maya que tendrá la misma duración que el ciclo anterior de 5,125.366 años trópicos. Siento mucho decir que no hay evidencias de que los mayas profetizaran o vaticinaran que el 22 de diciembre del 2012 (o cualquier otra fecha) se acabaría el planeta Tierra o en su defecto, el género humano.

Los textos antiguos son crípticos, de difícil lectura; los historiadores no se ponen de acuerdo sobre su significado; hay evidentes influencias españolas y/o cristianas. La verdad es que no entiendo como se pueden hacer estas interpretaciones que generalmente se publican, si esos trabajos se pretenden presentar ante un público con un mínimo de seriedad. La Cultura Maya no dejó rastros de cómo interpretar su cultura y el legado de sus conocimientos, y el entendimiento de los Mayas esta todavía por averiguar.

Conclusión:

Lo mejor de la vida es en si disfrutar de la vida misma, de manera sencilla, con humildad, pero con dignidad, esto seguramente nos marcará como personas, y como seres humanos, en el pleno desarrollo de nuestra conciencia. Con todo el cambio climático existente, las sucesivas guerras en sitios remotos, sistemas políticos e ideológicos obsoletos, regímenes dictatoriales democráticos, así como otros males que arrastramos. Lo único que verdaderamente debe cambiar es nuestra conciencia y nuestra forma de pensar ante el mundo que nos rodea. Ese mundo que nos rodea es el legado de nuestros ancestros y la herencia de nuestros hijos. En fin amigos, cultivemos nuestro intelecto y mantengamos el buen humor, y así nos libraremos de todas esas ideas tóxicas.


/*----------------------------------------------- Widget for Google Maps ----------------------------------------------- */