15 de marzo de 2009

Experimento Miller-Urey y el Caldo de la Vida


Es ciertamente indiscutible que los organismos vivos están formados por elementos químicos y que contienen muchos tipos distintos de proteínas, DNA, etc. Es más, en muchos aspectos funcionan de acuerdo con principios físicos: electricidad, etc. Pero todo esto no prueba que se reduzcan a sistemas fisicoquímicos que puedan ser entendidos perfectamente en términos de física y química. El modo más claro de ilustrarlo es considerar la analogía con un radio transistor. Imagínese que alguien que no sabe nada sobre aparatos de radio ve uno y se queda encantado con la música que sale de él y trata de entender el aparato de radio.Puede pensar que la música procede totalmente del interior del aparato como resultado de complejas interacciones entre sus elementos. Si alguien le sugiere que está llegando de fuera, a través de una transmisión desde algún otro lugar, podría rechazarlo argumentando que él no ve entrar nada en el aparato. Tampoco podría medir algo al respecto, porque la radio pesa lo mismo encendida o apagada. Y aunque por ahora no fuera capaz de entender el artefacto en función de sus elementos e interacciones respectivas, puede pensar que, como fruto de sus futuras investigaciones, será un día capaz de hacerlo. De modo que puede pensar que ha entendido el aparato de radio, o que puede entender su idea principal, aunque de hecho aún no sepa nada sobre ondas de radio, etc. Incluso puede tratar de demostrar que lo ha entendido. Puede descubrir las piezas de que está hecho: cristales de silicona, hilos de cobre y demás. Puede entonces pensar que hacer una réplica del transistor es el modo de probar que lo ha entendido. Consiguiendo cobre, cristales y todo eso, podría construir una radio que funcionara como la original. Y cuando la encendiese, saldría música de ella. Podría afirmar: Mirad!!!, ya he comprendido perfectamente esta cosa; he sintetizado una de estas cosas enteramente a partir de sus elementos conocidos.Pero ya se ve que en realidad no habría comprendido aún cómo funcionaba. Aunque hubiera sido capaz de construir el aparato de radio, aún no sabría nada sobre ondas de radio ni mucho menos sobre música. Pienso que ésta es precisamente la situación en que nos encontramos en lo que respecta a la vida. Pienso que los positivistas y el materialismo ateo son como la gente que trata de entender los aparatos de radio ignorando las ondas de radio y concentrándose sólo en los hilos de cobre, los demás componentes y el modo de conectarlos. Todo esto es importante, desde luego; es algo real, y si uno destruyese algún elemento o lo extrajera, la radio no funcionaría bien. Pero esto es sólo un detalle en todo el cuadro. Lo erróneo de la visión positivista es que es una visión limitada, como muchos errores, está fundada en una media verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejar tus comentarios aqui:

/*----------------------------------------------- Widget for Google Maps ----------------------------------------------- */